escribirme

 

 

 

 

   

    Actualidad Europea

 

 

 

                               Eurogersinformation

 

 

 

 

 
 

 




 

 

 

 

Envíar a un amigo 

 

 

¿Las pensiones, un asunto europeo? (I)

 

Los Estados miembros de la Unión Europea son competentes para definir los sistemas de pensiones, y no la Unión. Con todo, la Comisión ha presentado hace poco un libro blanco en el cual propone soluciones para garantizar la financiación de las pensiones en una Europa que envejece.

 

La Comisión Europea es perseverante. En 2003, publicó un informe sobre las pensiones en los países de la Unión Europea (veanse el artículo, en francés: Réforme des retraites: l'intrusion de l'Union européenne dans un dossier national).

Ha vuelto a la carga el 16/02/2012, con la presentación, no de un informe sino de un libro blanco titulado: "Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles" que preconiza medidas (1). ¿Por qué tal impaciencia en intervenir en un tema que no atañe a la Unión europea ? ¿Dónde esta la razón que justifica que la Comisión pase tiempo sobre una cuestión que es competencia de los Estados miembros? ¿No tiene la Comisión Europea, en el marco de sus propias competencias, expedientes más urgentes?

La Comisión rechaza la objeción en pocas líneas: “A medida que aumenta el nivel de integración de las economías y las sociedades de los Estados miembros, el éxito o el fracaso de las políticas y reformas nacionales en materia de pensiones tiene repercusiones cada vez mayores más allá de las fronteras nacionales, en particular en la Unión económica y monetaria. La importancia fundamental que tienen las pensiones para la buena marcha social y económica de Europa y el creciente riesgo de desbordamiento transfronterizo de las políticas nacionales en materia de pensiones hacen que las pensiones se estén convirtiendo, cada vez más, en una preocupación común de la UE. De hecho, el éxito de las reformas de la jubilación en los Estados miembros es un fimportante factor determinante para el buen funcionamiento de la Unión económica y monetaria y afectará a la capacidad de la UE para lograr dos de los cinco objetivos de la estrategia Europa 2020 : aumentar la tasa de empleo hasta el 75% y reducir el número de personas en riesgo de pobreza en al menos 20 millones”.

En concreto, las reformas nacionales de los sistemas de pensiones se evalúan en el marco de la estrategia Europe 2020 y en 2011, dieciséis Estados miembros recibieron recomendaciones específicas en materia de pensiones y otros cinco se comprometieron a realizar reformas en este ámbito como parte de sus memorandums de acuerdo (Anexo 3 del libro blanco).

Aparte de este papel de coordinación de las políticas nacionales en el marco de Europa 2020, la Unión puede también adoptar textos legislativos (si la Unión no tiene poder para legislar sobre el "diseño" de los sistemas de pensiones como tales en los Estados miembros, si puede legislar sobre materias que se refieren a la libre circulación, a la lucha contra la discriminación, a los derechos de los trabajadores) y tomar medidas financieras (la Unión puede movilizar fondos como el Fondo Social Europeo, para lograr objetivos relacionados con las pensiones, por ejemplo para fomentar el acceso al empleo de los trabajadores de más edad).

Por lo que se refiere a la demostración, sigue siendo la misma que en 2003: Europa esta envejeciendo. Según las cifras publicadas por EUROSTAT, los pensionistas constituyen una parte importante y en crecimiento de la población de la UE (120 millones, lo que representa el 24%). Por lo tanto, las pensiones representan hoy la principal fuente de ingresos de más de un cuarto de la población. Y eso no va a cambiar en el futuro, ya que, en 2008, había cuatro personas en edad de trabajar (entre 15 y 64 años) por cada persona de 65 años o más. De aquí a 2060, la relación pasará a dos por una. En el contexto de la crisis económica, los sistemas de pensiones basados en el reparto estan en peligro debido a la reducción del empleo y, por consiguiente, de las cotizaciones. En cuanto a los sistemas basados en la capitalización, estan afectados por la caída del valor de los activos y la disminución del rendimiento. Las pensiones, que ya representan en la actualidad el 10% del PIB por término medio, podrían llegar hasta el 12,5% en 2060, con diferencias importantes entre los países (el libro blanco cita los ejemplos estremos de Irlanda, país en el cual los gastos de las pensiones alcanzan un 6% del PIB e Italia, país en el cual se alzan al 15%). Hoy día, los ingresos de las personas de 65 años y más representan practicamente el 94% de la media del total de la población.

En la opinión de la Comisión, pués, el primero objetivo de los sistemas de pensiones, o sea proporcionar ingresos adecuados y permitir que los de más edad disfruten de un nivel de vida digno y gozen de independencia financiera se ha logrado, en general, en toda la Unión. Pero quedan lagunas importantes y dispridades. Por ejemplo, en torno al 22% de las mujeres mayores de 75 años se sitúan por debajo del umbral de riesgo de pobreza.

Y, habida cuenta de los datos que acaban recordarse, se plantean las siguientes preguntas : ¿cómo garantizar la financiación de los sistemas de pensiones? ¿Cómo hacer que las prestaciones por jubilación permitan vivir una vida digna?

Las medidas propuestas en el libro blanco deben completar las reformas de los sistemas de pensiones de los países miembros. Dos elementos clave son muy previsibles: el aumento de la edad de la jubilación y el fomento de planes de pensiones complementarios basados en la capitalización. Pero no se trata de las únicas propuestas.

Las propuestas

    - Fomentar las oportunidades de empleo para los trabajadores de más edad animando los sindicatos de trabajadores y de empresarios a adaptar los lugares de trabajo y las prácticas de los mercados laborales. La Comisión propone tambien utilizar el Fondo Social Europeo para favorecer el empleo de los trabajadores de más edad.

    - “Incitar” a los Estados miembros a apoyar la prolongación de la vida laboral. Esto implica de vincular la edad de jubilación al aumento de la esperanza de vida (lo que conduce, por consiguiente, a aplazar dicha edad), de limitar el acceso a los planes de jubilación anticipada y de suprimir las disparidades entre los hombres y las mujeres (igualar la edad de jubilación de hombres y mujeres).

    - Constituír planes de ahorro privados complementarios de jubilación animando a los interlocutores sociales a crearlos y a los Estados miembros a mejorar los incentivos, fiscales u otros. Pero la crisis ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de los planes de pensiones de capitalización frente a las crisis financieras y económicas, reconoce la Comisión, y es necesario que la Unión Europea refuerze el marco regulador para mejorar la seguridad de los planes que tiennen carácter privado. Por ejemplo, la Comisión propone de revisar la Directiva relativa a las actividades y la supervisión de fondos de pensiones de empleo (2) para facilitar aún más la actividad transfronteriza de dichos fondos y modernizar su supervisión, teniendo en cuenta los distintos tipos que existen en los Estados miembros. tambien se mejoraría la información y la protección de los consumidores "para aumentar la confianza de los trabajadores y los inversores en los productos financieros en relación con los planes de ahorro de jubilación "tengan aún más confianza en los productos financieros de ahorro-jubilación”.

    - Preservar los derechos de pensión acumulados en los diferentes países miembros cuando una persona se ha desplazado de un país al otro, a fin que la movilidad profesional en la UE  no sea una desventaja. En la actualidad, la legislación comunitaria solo garantiza los derechos reglamentarios de la seguridad social (3), y no los planes privados. A fin que los ciudadanos sepan cuáles son sus derechos de pensión acumulados, se establecerían servicios europeos de rastreo  de pensiones que proporcionarían a los trabajadores información precisa y actualizada sobre sus derechos de pensión y estimaciones de sus ingresos procedentes de planes de pensiones reglamentarios y de empleo trás la jubilación.  

Sigue

 


1 – Libro blanco: “Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles”, COM (2012) 55 final de 16/02/2012

2 - Directiva 2003/41/CE de 3 de junio de 2003

3 – Reglamento no. ° 883/2004 del 29 de abril de 2004 sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social

 

 

[Inicio][Mapa del sitio][Me presento][Actualidad europea][Documentos][FAQ Preguntas/ Respuestas][Enlaces][BLog]


Copyright(c) 2010 Eurogersinformation. Tous droits réservés.