escribirme

 

 

 

 

   

    Actualidad Europea

 

 

 

                               Eurogersinformation

 

 

 

 

 
 

 




 

 

 

 

Envíar a un amigo 

 

 

 

La Comisión Europea propone soluciones para una "renovación" de la Unión Europea

 

Para resolver la crisis que padece la zona euro, la Comisión propone una "renovación" cuyos instrumentos son un refuerzo de la coordinación y del control presupestario y la emisión de eurobonos.

 

La crisis en la zona euro ha generado y sigue generando una actividad legislativa intensa para procurar que la UE pueda hacer frente a la tormenta que sacude la zona del euro. La Comisión Europea quiere impulsar una renovación económica después de haber definido tres desafios interconectados que deben superar la Unión Europea y la zona euro:

- la debilidad general de los resultados en materia de crecimiento y empleo,

- la falta de coordinación y de disciplina de las políticas presupuestarias,

- la inestabilidad de los mercados de la deuda soberana que padecen una falta de liquidez.

La propuesta más comentada del paquete de medidas propuesto el 23/11/2011 es la creación de eurobonos.

Mutualizar la deuda: los eurobonos

En un libro verde, la Comisión propone la creación de eurobonos a fin de estabilizar el mercado de la deuda soberana (1). Estos “bonos de estabilidad” consisten en emitir deuda pública de manera conjunta. Permitirían a todos los Estados miembros de la zona euro financiarse. En particular, los estados con dificultades podrían pagar menos intereses, gracias a la confianza de los mercados en los socios más solventes. Pero estos ultimos arriesgarían su calificación crediticia y se expondrían a deber pagar interses más importantes.

La Comisión propone tres enfoques que compara para hacer resaltar las consecuencias en términos de costes de financiación de los Estados miembros, de integración financiera europea, de estabilidad de los mercados financieros y de atractivo mundial de los mercados financieros de la UE. Dos enfoques pueden analizarse como una “socialización” de las deudas soberana de los países miembros y requierren importantes modificaciones de los tratados.

La primera opción, que la Comisión presenta como "la más ambiciosa" preve sustituir completamente a los empréstitos nacionales por eurobonos. Cada estado miembro ortoga su garantía y es responsable de pagar las deudas de los otros. Según la Comisión, esta opción tendría un efecto positivo importante sobre la integración y la estabilidad del mercado. Pero, al eliminar el "incentivo que ejerce el mercado en favor de la disciplina fiscal", presenta un riesgo notable (en claro, el riesgo que los países “más laxos” se aprovechen de una mutualización que les protege para adoptar políticas presupestarias irresponsabes dejando los gastos crecer de forma descontrolada).

La segunda opción consiste en substituir una parte de las emisiones de deuda nacionales por emisiones europeas. El principio (mutualización de la deuda) permanece el mismo que en la opción anterior pero sólo se aplica a una parte de las necesidades de financiación de los Estados. Éstos podrían, pues, seguir emitiendo sus propios bonos para el importe que no sea finanzado mediante los eurobonos. Por consiguiente, deberían someterse a los requisitos de los mercados con arreglo a la valoración de su solvencia, lo que reduce los riesgos vinculados a la primera opción.

La tercera opción es emitir eurobonos sin mutualización del riesgo ya que cada país garantizaría su cuota. Esta opción es la más fácil de aplicar, según la Comisión, pero sus beneficios serían muy limitados.

La propuesta de crear eurobonos se choca con el rechazo de Alemania que teme que afloje la presión sobre los países en crisis para reformar sus finanzas y no quiere saber nada de una "colectivización" de la deuda. Por esa razón el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha recordado que la creación de eurobonos debe completarse por un refuerzo del control presupuestario y de una coordinación de las políticas nacionales.

Más disciplina para evitar las derivas: refuerzo de la coordinación y en- durecimiento del control de los presupuestos nacionales

La Comisión propone dos Reglamentos dirigidos a aquellos Estados miembros de la zona euro que padecen problemas: países que se benefician de un programa de asistencia financiera, países cuyo déficit es excesivo o países que sufren inestabilidad financiera o corren el riesgo de estar enfrentados a tal dificultad. 

El primer texto refuerza el control de las políticas presupuestarias (2). Preve que todos los países presenten sus proyectos de presupuesto cada año en el mismo periodo (a más tardar el 15 de octubre). La Comisión tendría el papel de analizarlos y, si lo juzga necesario, podría emitir un dictamen, e, incluso, pedir su revisión si considera que violan el pacto de estabilidad y crecimiento. Los dictámenes se publicarían para informar los ciudadanos. El Reglamento preve también un seguimiento más estrecho y obligaciones de información para los países de la zona euro con déficit excesivo. Por último, todos los Estados miembros de la zona euro tendrían la obligación de crear consejos fiscales independientes que también verifiquen la ejecución presupuestaria, y de fundar sus borradores de presupuestos en previsiones independientes.

El otro texto propuesto por la Comisión se aplica más especificamente a los países de la zona euro que se enfrentan a una seria inestabilidad financiera o que corren el riesgo de estar en tal situación asi como a los países que han obtenido ayuda financiera de emergencia de la zona euro (3). Preve una estrecha vigilancia de sus politicas. La Comisión sería competente para decidir si un Estado debe ser objeto de una vigilancia reforzada. El Consejo podría recomendar a dicho país pedir una asistencia financiera y someterse a un programa de ajuste controlado por la Comisión y el Consejo.

Reactivar la economía: prioridades para encontrar el camino del crecimiento

Por último, la Comisión presenta un instrumento de auditoría: el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2012 cuyo mensaje principal es que el deterioro de la situación económica y social requierre  más que nunca intensificar los "esfuerzos para que Europa vuelva a avanzar y conseguir crecimiento y empleo" (4). Para lograrlo, la Comisión define cinco prioridades: proseguir una consilidación fiscal diferenciada propicia al crecimiento, restablecer las actividades normales de préstamo a la economía, fomentar el crecimiento y la competitividad, luchar contra el desempleo y a las consecuencias sociales de la crisis, modernizar la administración pública. Este documento (llamado EPAC 2012 en la jerga comunitaria) abre el segundo semestre europeo de gobernanza económica. Los Estados miembros y las instituciones de la UE deben examinarlo,  en la perspectiva del Consejo Europeo de 1 y 2 de marzo de 2012. Los programas nacionales de reforma (sobre las reformas estructurales) y los programas de estabilidad y convergencia (relativos a las políticas presupuestarias) seran presentados por los estados en primavera (la Comisión espera que al presentar el EPAC 2012 mucho antes de fecha prevista - enero de 2012 - los Estados podrán consagrar más tiempo a la elaboración de dichos programas). A continuación, la Comisión presentará las  recomendaciones especificas por país que deberán ser coherentes con las prioridades destacadas en el EPAC. Los nuevos instrumentos de vigilancia previstos en el paquete sobre la gobernanza económica se utilizarán por primera vez en 2012.

Un recibimiento receloso

En una reunión con el comisario Rehn, el 23/11/11, los eurodiputados miembros de la comisión de asuntos económicos del Parlamento europeo se mostraron circunspectos. Algunos pidieron más información sobre el contenido y el calendario. Otros denunciaron la falta de legitimidad democrática que caracteriza el procedimiento de refuerzo de la disciplina presupuestaria y de control de los presupuestos nacionales propuesta por la Comisión en relación con la creación de los eurobonos. Pidieron que todas las medidas vinculadas a los eurobonos se sometan a la aprobación del Parlamento Europeo, y que los compromisos aceptados por los Gobiernos nacionales sean votados por los parlamentos nacionales.

De un punto de vista no político sino técnico, la creación de eurobonos no siempre parece ser la solución idonea en la opinion de los economistas. Los más en contra anuncian una “expropiación forzosa del ahorro”, la quiebra de los seguros y de los bancos, la explosión del coste de los intereses y el deterioro de la calificación de la deuda soberana de los países de la zona euro, que se rebajaría al nivel de la calificación del país menos solvente (5). Sin ser tan pesimistas, otros, como los eurodiputados verdes juzgan que las propuestas fracasarán si no hay una unión económica y fiscal y un verdadero control democrático (6).

En cuanto a los Estados, bien se sabe que Alemania ha reiterado varias veces su rechazo de los eurobonos y que esta respaldada por otros países como Finlandia cuyo Primer Ministro ha declarado es necesario encontrar una solución duradera a la crisis. Los países de la zona euro deben respetar el pacto de estabilidad y crecimiento antes de que se puedan prever eurobonos”(7).

El camino para lograr un acuerdo es, pués, muy estrecho.


01/12/2011

 


1 - COM(2011) 818 final LIVRE VERT sur la faisabilité de l'introduction d'obligations de stabilité

2 - COM(2011) 819 final Proposition de RÈGLEMENT DU PARLEMENT EUROPÉEN ET DU CONSEIL relatif au renforcement de la surveillance économique et budgétaire des États membres connaissant ou risquant de connaître de sérieuses difficultés du point de vue de leur stabilité financière au sein de la zone euro

3 - COM(2011) 821 final, 2011/0386 (COD), Proposition de RÈGLEMENT DU PARLEMENT EUROPÉEN ET DU CONSEIL établissant des dispositions communes pour le suivi et l'évaluation des projets de plans budgétaires et pour la correction des déficits excessifs dans les États membres de la zone euro

4 - COM(2011) 815 final, COMMUNICATION DE LA COMMISSION, Examen annuel de la croissance 2012

5 - Euro-obligations: Coup de grâce pour la zone Euro

6 - Euro-obligations et surveillance budgétaire

7 - Revue de la presse de l'ambassade de France en Finlande, du 24/11/2011, Politique étrangère et européenne Union européenne - Crise de la dette Non aux euro-obligations

 

 

[Inicio][Mapa del sitio][Me presento][Actualidad europea][Documentos][FAQ Preguntas/ Respuestas][Enlaces][BLog]


Copyright(c) 2010 Eurogersinformation. Tous droits réservés.