escribirme

 

 

 

 

   

    Actualidad Europea

 

 

 

                               Eurogersinformation

 

 

 

 

 
 

 




 

 

 

 

Envíar a un amigo 

Carrera contrarreloj de la zona del euro (1)

 

Con mucho retraso, los Estados de la zona euro se han puesto de acuerdo para tranquilizar (por lo menos lo esperan) los mercados financieros y tomar decisiones importantes en la Cumbre del 21 de julio de 2011. Pero, tras un breve momento de euforia, ya se anuncian nuevos peligros.

 

« Reafirmamos nuestro compromiso con el euro y el de hacer cuanto sea necesario para garantizar la estabilidad financiera de la zona del euro en su conjunto y de sus Estados miembros ».

Así comienza la declaración de los Jefes de Estado o de Gobierno de la zona del euro y las instituciones europeas tras la Cumbre del 21 de julio de 2011 (1). La situación es, una vez más, altamente peligrosa para los países de la eurozona, y por esa razon, pero con mucho retraso, los Estados por fin se han puesto de acuerdo para tranquilizar, esperan, los mercados financieros, dandoles la imagen de una zona del euro unida en la diversidad… y en la adversidad (2), lista para actuar con determinación en la crisis de la deuda soberana que padecen varios Estados miembros. Era necesario reunir de nuevo los países al lado de Grecia, que se encuentra en el centro de una tormenta financiera, económica y social desde más de un año y medio.

Las decisiones tomadas

En primer lugar, los Estados y les instituciones europeas acordaron  mejorar la "sostenibilidad" de la deuda de Grecia y aflojar la presión sobre ese país. Se decidió un nuevo plan de rescate por un importe de 109 000 millones de euros en su favor. Se financiará gracias al Fondo europeo de estabilidad financiera (FEEF), al  Fondo Monetario Internacional (FMI) al que se insta que intervenga y a la contribución "voluntaria" del sector privado. La contribución del sector privado (o sea, de los bancos) se estima en 37 mil millones de euros (a los cuales es necesario añadir 12 600 millones del programa de recompra de deuda, lo que eleva el total a 50 000 millones de euros). La declaración precisa que la participación del sector privado solo se justifica en la medida en que "Grecia necesita una solución excepcional y única”, o sea, que no está previsto hacer el mismo esfuerzo para otro país.

A fin de aligerar la carga de Grecia, y de tener en cuenta los esfuerzos que ya realizó para reformar su economía (en 2010, Grecia redujo su déficit público de 5 puntos con relación a lo que era el año anterior), el plazo de reembolso de los futuros préstamos del FEEF se alarga: pasa de 7 años y medio en la actualidad a un mínimo de 15 años (y hasta los 30 años). El tipo de interés se reduce. Pasa al 3,5% (contra de más o menos 5,5% hoy día).

Para detener el riesgo de contagio, el Consejo decidió aumentar la flexibilidad del Fondo europeo de estabilidad financiera: podrá prestar a los Estados de manera preventiva - “sobre la base de un programa cautelar”. El fondo podrá también financiar la recapitalización de instituciones financieras gracias a préstamos a los Gobiernos, tanto en los países que se benefician de un programa como en en los que no estan sujetos a ningún progama. Y por último, el FEEF podrá, en caso de que existan circunstancias excepcionales de los mercados financieros y riesgos para la estabilidad financiera constatados por el Banco Central Europeo, intervenir en los mercados secundarios para comprar deuda soberana.

El apoyo a los países que aplican sus programas con éxito está garantizado hasta que hayan recuperado el acceso al mercado: los esfuerzos de saneamiento presupuestario serán compensados con el apoyo continuo de los otros países de la zona euro. Portugal e Irlanda se beneficiarán también de las condiciones de préstamo del FEEF acordadas para Grecia, o sea, la ampliación de los plazos de vencimiento de la deuda a un mínimo de 15 años y la reducción del tipo de interés. La presión se intensifica sobre Irlanda para que acepte la Directiva sobre la base tribuataria común de impuesto sobre sociedades (BTTC,veanse la noticia : Base común de impuesto sobre sociedades) y participe "constructivamente” en los debates sobre cuestiones de política tributaria en el marco del Pacto por el Euro Plus.Todos los países de la zona del euro se comprometen también a resolver sus eventuales desequilibrios macroeconómicos, y a reducir sus déficits por debajo del límite máximo del 3% en 2013 a más tardar (excepto los que están sujetos a un programa). Por último, los países que son objeto de una ayuda deberán también beneficiarse de mayores apoyos de los fondos comunitarios mediante un aumento temporal de las tasas de cofinanciación.

Los Estados y las instituciones europeas tomarón también el compromiso de mejorar la gobernanza económica y el mecanismo de gestión de crisis de la zona euro: los dirigentes europeos hicieron hincapié por ejemplo en la vigilancia macroecónomica a escala comunitaria y en la necesidad de reducir la dependencia de las calificaciones crediticias externas en la legislación de la UE. Tambien pidieron al Presidente del Consejo Europeo que presente propuestas de aquí al mes de octubre para mejorar la gestión de la crisis en la zona del euro.

¿Un "corta fuegos” insuficiente?

En la rueda de prensa que concluyó la Cumbre, el Presidente del Consejo Europeo, el Sr. Van Rompuy declaró: “hemos creado un sólido corta fuegos y hemos equipado mejor al cuerpo de bomberos”. En una entrevista publicada por la radio belga rtbf en su sitio web el 23/07/2011, el economista Joseph Stiglitz, Premio Nobel de economía en 2001, parecía darle razón (3): consideraba que el acuerdo logrado por los dirigentes de la zona del euro podía “detener el contagio”. Por su parte, el Presidente de la Federación bancaria francesa, François Pérol, se alegraba de la adopción del plan de ayuda y opinaba que los Gobiernos habían tomado “grandes decisiones” y desempeñado el papel que pertenece a los políticos, es decir, mostrar el camino a los mercados. Ya que, concluía: “No les pertenace a los mercados mandar” (4).Y sin embargo…

La tormenta bursátil no amaina. En el visor de los mercados estan los Estados Unidos cuya deuda supera ahora al PIB, y también, en la zona del euro, España e Italia (5). El riesgo de contagio no solo no se ha alejado sino que se acerca de nuevo ya que los mercados parecen convencidos de que España e Italia van a su vez deber solicitar la ayuda del FEEF. Ahora bien, si éste puede comprar deuda soberana en los mercados secundarios, sus medios (440 000 millones para el FEEF que es un elemento del mecanismo de estabilización decidido en junio de 2010, veanse el artículo: Crisis excepcional respuesta excepcional) no serían suficientes en caso de problemas de Italia y España, en la opinón de numerosos comentaristas. En cuanto a Grecia, el 25/07/2011, la valoración de su deuda ha sido rebajada de nuevo por la agencia de calificación crediticia Fitch, de modo que esta a un solo paso de la suspensión de pagos, porque la agencia "considera que la naturaleza de la implicación del sector privado en el nuevo programa financiero de apoyo a Grecia constituye un evento de impago restringido“ (6). El 29/07/2011, la agencia de calificación Moody's rebajó la calificación de seis comunidades, entre ellas, Cataluña, con motivo del deterioro de su situación presupuestaria y de su deuda y anunció que posiblemente iba a rebajar de nuevo la calificación de la deuda de España. La agencia abogo que el plan de rescate a Grecia decidido el 21 de julio, al implicar el sector privado, ha traído "un claro cambio en el riesgo para los tendores de bonos de países con alta carga de la deuda".

¿Cómo acabar con ese círculo vicioso?

Sigue pronto


1 - Consejo de la Unión Europea, Declaración de los Jefes de Estado o de Gobierno de la zona del euro y las instituciones de la UE, Bruselas, 21 de julio de 2011

2 - Adaptación del lema oficial de la Unión Europea que es: “unida en la diversidad”

3 - José Stiglitz: « le plan d’aide à la Grèce peut contenir la contagion », RTBF en línea, 23:07/2011

4 – François Perol, « Grèce : le risque de contagion est limité », Europe1.fr, 25/07/2011

5 – La deuda del estado federal estadounidense alcanza 14.581 mil millones de dólares o sea más que el PIB de 2010 (14 526 mil millones) tras la decisión de elevar el techo de la deuda, lo que le ha valido que la valoración por la agencia de calificación Standard and Poor' s sea rebajada.

 

6 - Christèle Fradin: « Fitch décrète un défaut partiel d'Athènes sans conséquence », La Tribune, 25/07/2011

 

 

[Inicio][Mapa del sitio][Me presento][Actualidad europea][Documentos][FAQ Preguntas/ Respuestas][Enlaces][BLog]


Copyright(c) 2010 Eurogersinformation. Tous droits réservés.