Información sobre la Unión europea

La estrategía europea para el crecimiento y el empleo

 

La estrategia de Lisboa era un programa plurianual cuyas ambiciones eran la conversión de la Unión europea en la economía más competitiva del mundo y el pleno empleo antes de 2010, objetivos que fracasó en alcanzar.

Enfrentados a la dura realidad de los resultados conseguidos, y a la crisis que malogra la economía europea, los 27 Estados miembros examinaron, en su reunión de 25 y 26 de marzo de 2010, las propuestas de la Comisión que definen una nueva estrategia para el empleo y el crecimiento para 2020. “Las reformas estructurales son esenciales para lograr una recuperación sólida y sostenible y preservar la viabilidad de nuestros modelos sociales” destaca el documento final de la reunión, “Están en juego la creación de empleo y el bienestar social. Si no actuamos, Europa perderá terreno”. Tras esta constatación, los Estados se pusieron de acuerdo sobre los objetivos comunes que deberán perseguir los países miembros y la Unión Europea.

 

Objetivos

- “aumentar hasta el 75% la tasa de empleo de los hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 20 y los 64 años, incluso mediante una mayor participación de los jóvenes, los trabajadores de mayor edad y los trabajadores de menor cualificación y mejorando la integración de los migrantes legales”;

- mejorar las condiciones de la investigación y el desarrollo, de modo que el nivel de inversión pública y privada en este sector aumente hasta el 3% del PIB;

- reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 20% con respecto a los niveles de 1990; aumentar hasta el 20% la proporción de las energías renovables en el consumo final de energía de los europeos; y avanzar hacia un aumento del 20% en la eficiencia energética (objetivo de los "tres veinte"). Los 27 reiteran tambien la oferta de la UE de adoptar una decisión para avanzar hacia una reducción del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a los niveles de 1990, a más tardar en 2020, como oferta condicionada con vistas a un acuerdo mundial y global para el periodo posteriror a 2012, siempre que que otros países desarrollados se comprometan a aplicar reducciones comparables de emisiones y que los países en desarrollo contribuyan de manera adapatada a sus capacidades;

- mejorar los niveles de educación (el Consejo Europeo fijará porcentajes numéricos en junio de 2010);

- promover la integración social y, en particular, reducir la pobreza

 

 

2010 “Año europeo para la lucha contra la pobreza y la exclusión social”

Aunque la Unión europea sea una de las zonas más desarrolladas del mundo, 79 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza (60% de la renta media en su país), o sea el 16% de la población de la Unión

Se considera que el 19% de los niños corre el riesgo de ser probres.

8% de los Europeos no consiguen salir de la pobreza a pesar del hecho de que tienen un trabajo

A pesa de que sea más importante en otras zonas del mundo, la extrema pobreza, es decir, la imposibilidad de hacer frente a las necesidades básicas (comida, agua potable, instalaciones sanitarias, cuidados médicos, alojamiento y educación) afecta también a ciertas poblaciones de la Unión Europea. Es el caso de los Rom en algunos países europeos.

Para fomentar una toma de conciencia de este problema fundamental, la Unión Europea ha dedicado un presupuesto de 17 millones de euros. Financiara acciones en los Estados miembros como promoción de la integración, campañas de concienciación y de información para luchar contra los prejuicios y las discriminaciones.

Fuente: comunicado del Parlamento Europeo de 15/02/2010

Una solución: ¿una renta mínima en toda la Unión Europea?

Tras haber constatado que los salarios mínimos son muy diferentes de un país miembro de la Unión europea a otro, los diputados europeos estan examinando la necesidad de elaborar una directiva marco a fin de crear un nivel mínimo de ingresos en la Unión para combatir la probreza.

El salario mensual mínimo, así como el sistema de protección social, revela el nivel de vida de un país. En la Unión Europea, varía de 1.641 € (en Luxemburgo) a 123 € (en Bulgaria).

No hay consenso sobre la necesidad de crear una renta mínima europea. Así pues, la Confederación Europea de Sindicatos (CES), por ejemplo, se declara favorable a un ingreso mínimo, para luchar contra la precariedad y proteger la dignidad humana, mientras que la organización patronal europea Business Europe hace hincapié en el crecimiento para crear empleos y en la "flexiseguridad".

El Parlamento Europeo se prepara a debatir. Una propuesta de la diputada Ilda Figueiredo sera debatida ante la comisión parlamentaria de asuntos sociales el 24/04 y votada en junio, antes de remitirla al Pleno. Si se adopta entonces, será ciertamente un progreso importante de la "Europa social". Pero, suponiendo que se votase la propuesta en el Parlamento, sería aún necesario superar la oposición de los Estados…

 

 

Aplicación

Los objetivos comunitarios se aplican en los Estados mediante objetivos nacionales que tienen en cuenta sus situaciones respectivas. Dichos objetivos nacionales se elaboraran en diálogo con la Comisión Europea a fin de comprobar la coherencia con los objetivos comunitarios. Los resultados de este diálogo seran examinados por el Consejo en junio de 2010. A continuación, los Estados elaborarán programas nacionales de reforma que detallarán las acciones decididas para aplicar la nueva estrategia. Por su parte, la Comisión presentará al Consejo propuestas de medidas teniendo en cuenta el hecho de que todas las políticas comunes, incluídas la política agrícola común y la política de cohesión, deberá contribuir a la realización de la estrategia.

 

Seguimiento y supervisión

Será el papel de la Comisión Europea y del Consejo. Una vez al año, el Consejo Europeo evaluará los adelantos realizados, tanto en la UE como en los Estados, teniendo en cuenta en primer lugar el indicador de la mejora de la productividad y basándose en los datos comunicados por la junta europea de riesgos sistémicos sobre la evolución macroeconómica y la estabilidad financiera global.

El Consejo Europeo examinará periódicamente las prioridades de la estrategia y la evolución económica según un agenda ya conocido: en octubre de 2010, examen de los medios que deben dedicarse a la investigación y el desarrollo, a principios de 2011, examen de la política energética con vistas a una reducción de las emisiones de CO2 y a una mayor seguridad en el abastecimiento.

 

Coordinación económica reforzada

El fracaso de la estrategía anterior no solo se puede imputar a la crisis económica sino tambien a una ausencia de coherencia de las políticas económicas de los Estados miembros. El comunicado del Consejo lo sobrentiende cuando afirma la decisión “de reforzar” la “coordinación económica global” y, para ello, utilizar los instrumentos facilitados por el Tratado de Lisboa recientemente entrado en vigor: artículo 121 del TFUE para la UE-27, y artículo 136 TFUE para los Estados de la zona euro. La Comisión debe, pues, presentar antes de junio de 2010 propuestas a este respecto.

Ciertamente hay urgencia y las turbulencias actuales que padece la zona euro (no solo Grecia) abogan por la creación de este “Gobierno económico” del que tanto se habla desde la creación del euro sin concretizarlo. Queda por saber si los Estados consiguirán llegar a un acuerdo.

La estrategia debe aprobarse formalmente en junio.

23/04/2010

 

Jurisprudencia

Comentarios de sentencias del Tribunal de justicia de la Unión europea y conclusiones de Abogados generales

 

Archivos

Artículos de actualidad europea

2001/ 07- 2012

Noticias cortas

2009/  07- 2012

 

CONTACTO

laromieu