Información sobre la Unión europea

Presidencia española de la Unión europea

 

España asume desde el 1 de enero de 2010 la Presidencia semestral rotatoria de la Unión Europea o mejor dicho, del Consejo de la Unión Europea (reunión de los ministros europeos e institución legislativa con el Parlamento europeo). La novedad es que la Presidencia rotatoria tendrá que cohabitar con la Presidencia estable del Consejo Europeo asumida por Sr. Van Rompuy para los dos años y medio que vienen (el Consejo europeo es la institución que reune los jefes de estado y de gobierno de los 27 países miembros y da el impulso estratégico a la UE) y con la Alta representante para la política exterior y de seguridad común, Catherine Ashton. Ello significa, pués, que el Primer Ministro español no presidirá el Consejo europeo ni el Ministro de asuntos exteriores, el Consejo de Ministros de Asuntos exteriores de la Unión, como sucedía antes. Esta situación inédita es la consecuencia de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Suscita muchas interrogaciones en cuanto a la articulación de las competencias y acciones de las dos Presidencias y de la Alta representante.

España, Bélgica y Hungría que ejercerán en este orden la Presidencia rotatoria en los 18 próximos meses, empezaron hace unos meses a establecer contactos regulares a fin de definir objetivos y acciones, y de constituir los equipos encargados de su coordinación y ejecución. Esta "Presidencia en equipo" permite garantizar la continuación y la coherencia de las políticas.

El 16/12/2009, el Primer Ministro español expusó las prioridades de la Presidencia española ante el Congreso de los diputados (1). Hizo hincapié en cuatro objetivos:

- El primero, que constituye de hecho la condición “imprescindible” para la realización de los otros, es asegurar “la plena y eficaz aplicación del Tratado de Lisboa". Eso supone la adopción de la normativa necesaria para el desarollo del Tratado, por ejemplo, para establecer el Servicio europeo de Acción exterior. Eso supone, sobretodo, la buena colaboración de las instituciones en el nuevo marco. En cuanto a la cohabitación de las dos Presidencias europeas, José Luis Zapatero propuso "una practica equilibrada que convierta a las Presidencias rotatorias en un instrumento eficaz y complementario de las nuevas instituciones", lo que podemos traducir como la expresión de la voluntad que la Presidencia rotatoria no desempeñe un papel secundario.

- La estrategia económica “UE 2020”: a este respecto, JL Zapatero subrayó, en particular, la necesidad de instaurar una mayor coordinación de las políticas económicas entre los países miembros, destacando que en el contexto de crisis económica y social, este “Gobierno económico” sería el marco más conveniente para tomar las decisiones que deben tomarse para garantizar una recuperación duradera, promover un nuevo tipo de desarrollo, crear empleo y defender la protección social. La estrategia económica propiamente dicha debe centrarse en la investigación y la innovación en el marco de un Plan europeo ambicioso que abarcará los diferentes aspectos de la innovación, que se trate de las normas aplicables, de los medios de financiación o de la educación y de la formación. Otros elementos de la estrategía son la lucha contra el cambio climático en la cual la Unión debe desempeñar un papel de líder, y el agenda social en el marco del cual se deberá hacer un mayor esfuerzo en favor de la formación inicial y continua. En cuanto al método, la Presidencia española quiere asociar más estrechamente los interlocutores sociales a la aplicación de la estrategia “UE 2020” y establecer un sistema de supervisión de los resultados obtenidos por parte de los Gobiernos nacionales y de la Comisión Europea.

- El refuerzo de la presencia e influencia de la Unión europea en la escena internacional a la hora en que ésta se transforma duraderamente debido a la potenciación de países emergentes que aspiran a un mayor papel en el “concierto de las naciones”. España procurará en particular intensificar las relaciones entre la Unión y América Latina y darles un marco institucional y contenidos más desarrollados.

- Situar a los ciudadanos europeos en el centro de las políticas europeas gracias a initiativas destinadas a desarrollar sus derechos y libertades : “queremos que los europeos sientan que la Unión constituye un marco de referencia positivo para su vida diaria y participan activamente en este proyecto común”, afirmó JL Zapatero. Para ello, propuso varias iniciativas. Una es la aplicación cuanto antes de la iniciativa ciudadana prevista en el Tratado de lisboa mediante una popuesta que precisará las condiciones de aplicación. Otro objetivo de la Presidencia española será de fomentar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres gracias a un Plan de igualdad de oportunidades para el período 2011-2015 que hará hincapié en las cuestiones laborales, y gracias a la erradicación de la violencia de género. Para ello, España propondrá la adopción de una oreden europea de protección que permitirá aplicar en toda la Unión Europea las medidas de seguridad adoptadas por una jurisdicción nacional. España apoyará también la aprobación del programa de Estocolmo sobre el espacio europeo de libertad, seguridad y justicia, con una atención particular a las cuestiones de inmigración.

Es la cuarta ocasión en que España asuma la Presidencia de la Unión. La crisis mundial y el proceso de transformación de la Unión le otorgan una peculiar responsabilidad.

12/01/2010

 


1 - Comparecencia del Presidente del Gobierno ante el Pleno del Congreso de los Diputados para explicar las Conclusiones del Consejo Europeo y exponer las prioridades de la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea del Primer Semestre de 2010, Congreso de los Diputados, 16 de Diciembre de 2009