Información sobre la Unión europea

El programa de trabajo de la Comisión europea para 2011

 

En una Unión Europea que duda, la Comisión tendría que ser la institución que da la energía y la creatividad necesarias para encontrar el camino del crecimiento y suscitar la confianza de todos en los beneficios de la integración europea.

El programa de trabajo presentado el 27/10/2010 pretende “principalmente acelerar la recuperación económica”, una meta que carece de “inspiración”, pero la crisis afecta a los presupuestos y a las ambiciones (1).

Como siempre en este tipo de documento, se encuentran objetivos antiguos, propuestas ya conocidas y algunas innovaciones en torno a temas generales consensuales, por ejemplo: luchar contra la crisis económica, estimular el crecimiento para el empleo gracias al programa Europa 2020, construir un espacio de libertad, justicia y seguridad (propuestas de legislación sobre el derecho contractual europeo, sobre los derechos de las víctimas de la criminalidad a fin de permitir un acceso a la asistencia jurídica, a la justicia y a la protección de los ciudadanos en todos los Estados miembros, sobre normas mínimas en materia de derechos en los procedimientos penales, en particular, en materia de asistencia jurídica y de ayuda jurisdiccional, sobre la lucha contra la inmigración ilegal, la delincuencia organizada, la corrupción y el fraude). Este año, habida cuenta de la proximidad de la apertura de negociaciones sobre el marco financiero plurianual (las propuestas de la Comisión que servirán de base al debate, deberían conocerse a mediados de 2011), la modernización del presupuesto de la UE es tambien un tema importante. La Comisión anuncia, en particular, que presentará una propuesta de “nueva decisión sobre los recursos propios”, lo que suscitara, sin duda, debates animados con los Estados.

La adopción del nuevo marco global regulador para el sector financiero, el lanzamiento del primer semestre europeo de coordinación de la política económica, el control de las políticas presupuestarias, y, de manera más general, las medidas propuestas para mejorar la gobernanza económica europea componen otro capitulo importante del programa de la Comisión. Con el fin de concluir la reforma de la regulación financiera, la Comisión propone revisar las normas relativas a los capitales de los bancos, la Directiva sobre el mercado de instrumentos financieros (MIFID) y la Directiva sobre abuso del mercado para mejorar la transparencia y la seguridad de los mercados de productos derivados. La Comisión anuncia también que va a proponer una revisión de las normas que se aplican a las agencias de cualificación dcrediticia y una legislación que establece un marco para la gestión y la resolución de las crisis bancarias.

Otras propuestas permitirán proteger mejor los pequeños inversores y los consumidores (acceso a los servicios bancarios básicos, marco de regulación de los prestamos hipotecarios).

En lo que se refiere a las políticas sectoriales, la Comisión europea publicará comunicaciones e informes sobre la reforma de la política agrícola común, la política pesquera común y el futuro de la política de cohesión. Con relación a la preparación del marco financiero plurianual. Todas estas políticas deberán contribuír a un crecimiento europeo “sostenible”, basado en la “eficencia de los recursos” lo que implica en particular de seguir desarrollando la utilización de las energías renovables y de acabar el espacio europeo de los transportes. El crecimiento deberá también ser “integrador” es decir, fomentar la lucha contra la exclusión, incluida la exclusión del mercado laboral (la Comisión anuncia a este respecto distintas propuestas, tales la revisión de la Directiva relativa al desplazamiento de trabajadores en el marco de una prestación de servicios, la revisión de la Directiva relativa al tiempo de trabajo siempre pendiente, así como una propuesta de estrategia para las nuevas capacidades y los nuevos empleos). Por fin, este crecimiento deberá ser “inteligente” gracias a propuestas que concretarán las iniciativas de la estrategia Europa 2020 con el fin de desarrollar la innovación y la creación, de fomentar la formación y la movilidad de los jóvenes, de sostener la economía numérica.

Garante del crecimiento europeo, el mercado interior debe ser reactivado. Existen aun numerosos obstáculos a la movilidad y por esa razón, propuestas especificas se dedican al funcionamiento del mercado interior (2) al servicio del crecimiento europeo y de una economía social de mercado (fórmula que recoge parcialmente los terminos del artículo 3 del Tratado de la Unión Europea) (3). Estas 50 propuestas se basan en el informe sobre la reactivación del mercado único presentado por Mario Monti (4) que preconizaba “una nueva estrategia para proteger el mercado interior frente al riesgo del nacionalismo económico, para ampliarlo a nuevos áereas de crecimiento de Europa y para lograr un nivel de consenso adecuado en torno al mismo”. Un nuevo marco del IVA, el apoyo a la creación y a la innovación (creación de una patente comunitaria - ¡por fin! - lucha contra la falsificación, Directiva marco sobre la gestión de los derechos de autor), la reglamentación de las actividades transfronterizas son algunas de las propuestas anunciadas por la Comisión. Para permitir a las PYME aprovechar plenamente de las oportunidades ofrecidas por el mercado europeo, la Comisión propone la aprobación de nuevas normas, por ejemplo, en materia de contratación pública, para agilizar la adjudicación de contratos, la revisión de las normas contables, la mejora del acceso a los mercados de capitales, la posibilidad de recuperar deudas transfronterizas... Se debatirá también una propuesta de directiva que estabecerá una base imponible común consolidada del impuesto de sociedades para permitir a las empresas optar por un sistema que limitará la carga administrativa impuesta y favorecerá su actrividad transfronteriza.

La Comisión tomará tambien medidas para facilitar los recursos de los consumidores y el reglamento de los litigios. En particular, la Comisión Europea recuerda que los debates sobre un texto que permita el recurso colectivo continuan, un recordatorio necesario para poner de manifiesto que la Comisión no abandona este expediente a pesar de la oposición de varios estados en el consejo.

El informe Monti abogaba por "conciliar el mercado y la dimensión social". La preocupación es pertinente ya que bien se sabe que los aspectos económicos y financieros del mercado único fundan una gran parte de las críticas dirigidas a la integración europea, en la medida en que aparecen estar al sevicio de la búsqueda exclusiva del beneficio y de la desregulación asociados al ultraliberalismo. A pesar de que sea excesiva, esta crítica encuentra un eco favorable en una parte de la opinión pública europea. En general, los europeos son más escépticos en la actualidad sobre los logros de la Unión Europea (si creemos los sondeos). Ese contexto de desconfianza de los ciudadanos explica sin duda la reaparición de la palabra “social” en el discurso oficial europeo. Queda por darle un contenido: las 50 propuestas para el mercado interior contienen una serie de medidas y compromisos. Por ejemplo, “la Comisión se compromete a adoptar, de aquí a 2011, una Comunicación acompañada de una serie de medidas sobre los servicios de interés general”, en particular, para extender las obligaciones de servicio universal a nuevos ámbitos a la vista de la evolución de las necesidades esenciales de los ciudadanos europeos.

La Comisión revisará también el marco reglamentario de financiación de los servicios públicos con el fin de dar más seguridad jurídica a las autoridades públicas locales que se preocupan de saber si respetan o no las normas comunitarias cuando financian servicios públicos.

El problema se plantea en particular en el ambito de los servicios sociales: ¿que requisitos se deben respetar para subvencionar o contratar con una asociación que administra una guardería, un organismo de alojamiento social o una estructura que se encarga de ayudar a personas minusválidas?.

La Comisión se compromete también a velar por el respeto de los derechos garantizados por la Carta de los derechos fundamentales y a que sus disposiciones se tengan en cuenta en la formulación de las politicas de la Unión : La «cláusula social horizontal», consagrada en el vigente Tratado de la Unión Europea y que permite evaluar la pertinencia de todas las medidas a la luz de sus consecuencias sociales, debe cobrar vida y acompañar cada una de nuestras reflexiones colectivas".

En resumen, la Comisión se compromete...a respetar el Derecho comunitario. Menos mal...

Otros compromisos son más innovadores. Es el caso, por ejemplo, de la revisión de las normas sobre el desplazamienbto de trabajadores para aclarar el ámbito de aplicación de las disposiciones protectoras del estado de recogida. Se puede, pues, esperar que la revisión sea adoptada el año proximo y los sindicatos de trabajadores serán ciertamente muy interesados en ver se habrá integrado la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión.

Se puede también citar la reforma del sistema de reconocimiento de las cualificaciones profesionales (y la creación de una tarjeta profesional ), o también las iniciativas para desarrollar la economía social (empresas sociales, estatuto de la sociedad cooperativa europea).

En la rueda de prensa que siguió la presentación del plan, el Comisario Barnier hizo esta observación en forma de autocritica: “Quizá el tipo de crecimiento, o de apertura a veces mal controlada, que hemos tenido desde quince o veinte años deben cambiar de orientación”.

"Quiza", en efecto.

 

15/11/2010

 


1 - Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social europeo y al Comité de las Regiones, “Programa de trabajo de la Comisión para 2011”, Vol.1, COM (2010) 623 final

Communication from the Commission to the European parliament, the Council, the European economic and social committee and the Committee of the regions “Comision work programa 2011”, COM (2010) 623 final, Vol.2

2 - Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social europeo y al Comité de las Regiones, “Hacia un Acta del Mercado único - Por una economía social de mercado altamente competitiva- 50 propuestas para trabajar, emprender y comerciar mejor todos juntos”, COM (2010) 608 del 27/10/2010

3 – Article 3 §3: “…La Unión establecerá un mercado interior. Obrará en pro del desarrollo sostenible de Europa basado en un crecimiento económico equilibrado y en la estabilidad de los precios,en una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, y en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente. Asimismo, promoverá el progreso científico y técnico. La Unión combatirá la exclusión social y la discriminación, y fomentará la justicia y la protección social, la igualdad entre mujeres y hombres, la solidaridad entre las generaciones y la protección de los derechos del niño. La Unión fomentará la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros. La Unión respetará la riqueza de su diversidad cultural y lingüística, y velará por la conservación y el desarrollo del patrimonio cultural europeo….”.

Tratado de la Unión europea

4 - Informe de Mario Monti al Presidente de la Comisión Europea: “Una nueva estrategia para el mercado único” 9 de mayo de 2010

5 – "Bruxelles veut remettre le social à l'ordre du jour dans l'UE", AFP, 27/10/2010