Información sobre la Unión europea

Los retos del presupuesto europeo - 2

 

El Parlamento Europeo aboga por un presupuesto más ambicioso

La Resolución del 25 de marzo de 2010 que presenta las prioridades presupuestarias del Parlamento hace hincapié en los programas europeos de investigación y desarrollo y en las redes de transporte, asi como en la necesidad de financiar adecuadamente la acción exterior de la Unión Europea. La Resolución parlamentaria cita en particular las inversiones y programas en favor de los jóvenes y a la lucha contra el cambio climático. Por ultimo, los eurodiputados destacan que es necesario financiar los nuevos gastos presupuestarios vinculados con las nuevas competencias de la Unión europea.

En resumen, los estados defenden una posición basada en las solas economías sin ambición otra que contable, cuando el Parlamento demanda la financiación de políticas que considera imprescindibles para el futuro y defiende, lo que parece lógico, la necesidad de dotar las nuevas competencias de la UE con los creditos necesarios para ejercerlas (y no, como lo creen ingenuamente muchas víctimas de la desinformación ambiente, para pagar salarios fastuosos a sus pletoricos funcionarios !) (3).

Asi pués, las negociaciones entre las dos instituciones son tensas y existe un riesgo de bloqueo. Ya que la cuestión planteada es la cuestión de los recursos de la Unión Europea, insuficientes hoy y demasiado dependientes de los Estados. Es necesario, pués, que la Unión Europea se dote con ingresos autónomos como fué el caso cuando se crearón las comunidades de origen.

 
El nudo de la cuestión: insuficientes ingresos propios

Cuando se crearón las tres Comunidades Europeas (Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) (en el año 1951), Comunidad Económica Europea y Comunidad Europea de la Energía Atómica (1957), se decidió finanzarlas con recursos propios.

El presupuesto comunitario era financiado por los derechos de aduana (con arreglo al arancel aduanero común aplicado a los intercambios comerciales mantenidos con terceros países), y las exacciones reguladoras agrícolas (aplicadas a las importaciones de productos agrícolas procedentes de países que no pertenecen a la Unión Europea). En 1979, se añadio a dichos recursos «tradicionales », el «recurso IVA» (contribución de los Estados miembros correspondiente a lo que sería el producto de un IVA del 1 % aplicado a una base imponible armonizada). A lo largo de los años, el importe de los recursos propios tradicionales disminuyó a medida que se abrían las fronteras en el marco de la liberalización del comercio internacional fomentada por la Organización Mundial del Comercio (ex GATT). La reducción de los derechos arancelarios privó a la Comunidad Europea de su principal recurso. Por consiguiente, el Consejo Europeo de Bruselas de febrero de 1988 decidió crear un “cuarto recurso” calculado a prorrata del PNB de los estados miembros. La decisión de 1988 precisa también que el conjunto de los recursos propios no puede superar un límite máximo fijado en un porcentaje del PNB comunitario : en primer lugar fijado en un 1,15% el limite maximo representa hoy el 1,24% de la RNB (4)

Por lo tanto, la progresión del presupuesto comunitario esta obstaculizada, mientras que paradójicamente se pide a la Unión Europea intervenir en ámbitos más numerosos, y depende de más en más de las contribuciones nacionales por medio “del recurso RNB” (este representa un 70% del total de los recursos aproximadamente). El resultado de esta evolución bien se conoce: se critica la impotencia de la Unión europea, y los Estados pueden cínicamente culparla de fallos de los cuales son responsables, denunciando al mismo tiempo (tradicional metodo demagógico) el “coste” excesivo de la Unión y reclamando un “justo retorno” en detrimento de la solidaridad comunitaria. En efecto, los gobiernos de los países miembros suelen con frecuencia comparar lo que sus países reciben de la UE con sus contribuciones al presupuesto comunitario e indignarse ruidosamente ante su opinión pública si los ingresos y los gastos no son equivalentes (al menos) (5). Basta con observar que mientras que se esta negociando el presupuesto para 2011 y que se preparan a abrirse las negociaciones sobre las futuras perspectivas financieras para el período 2014-2020, algunos Estados miembros ya piden una reducción de su contribución a los próximos presupuestos comunitarios (6).

La solución parece, pués, evidente – sino sencilla: es necesario volver de nuevo a un sistema de recursos propios que lo sean realmente. Pero como ya no se puede contar con el producto de los derechos arancelarios, la cuestión consiste en saber por que tipo de ingresos sustituirlos.

 

En busca de nuevos recursos propios

El acuerdo interinstitucional de 17/05/2006 fijó el marco financiero plurianual en curso 2007-2013 después de negociaciones difíciles. Un acuerdo fue conseguido con la condición de que les estados se comprometían en llevar a cabo una reforma global del sistema presupuestario comunitario abarcando todos los aspectos de los gastos de la UE, incluso la PAC, y de los recursos, incluso el « cheque británico (el descuento conseguido por Margaret Thatcher). Esta reforma debe conseguirse con motivo del debate y de la adopción de las próximas perspectivas financieras.

El Comisario europeo europeo reponsable del presupuesto, Janusz Lewandowski, rompió la tranquilidad estival el proponer, en agosto pasado, un impuesto europeo. Se trata de una de las opciones posibles. No es la única : la Comisión Europea ha propuesto varias otras soluciones : una tasa sobre las transacciones financieras, una tasa sobre el transporte aéreo, un impuesto sobre las emisiones de CO2, un impuesto sobre beneficios de las empresas, un IVA europeo…Los eurodiputados también buscan soluciones posibles. El Presidente de la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo, el diputado Alain Lamassoure propone tres opciones. La primera, el IVA, es, segun su opinion “la solución más sencilla de un punto de vista técnico y, seguramente, también de un punto de vista político”. Sigue : “Bastaría con decir, por ejemplo, que el porcentaje normal – en Francia - pasa del 19,6% al 17,6%, y que la Unión tiene derecho a aumentar hasta 2 puntos de IVA”. (7) En contrapartida, se suprimiría la contribución nacional al presupuesto comunitario. Otra solución ( “la más popular ciertamente en la opinion pública”) sería de afectar al presupuesto comunitario una parte de los ingresos procedentes de los impuestos sobre beneficios. Alain Lamassoure destaca que “supone la realización previa de una condición política que abarca a la vez un interés y una dificultad: ya que sólo sería posible una vez realizada la armonización de las bases del impuesto... La Comisión Europea ha hecho el trabajo técnico previo... En adelante son los políticos a quienes pertenece pronunciarse. Los países partidarios de la “competencia fiscal” no pueden seriamente oponerse a una reforma que permitiría que dicha competencia sea leal y trasparente, lo que apenas es hoy “. Por ultimo la tercera opción posible es una « fiscalidad verde ».

En la actualidad, la propuesta de impuesto europeo esta combatida por varios Estados que temen perder su competencia fiscal. Pero la alternativa, o sea la necesidad de congelar o de reducir los créditos, es apenas menos arriesgada, ya que plantea la cuestión de saber qué capitulos presupuestarios van a padecer las consecuencias. Cada estado tiene su punto de vista sobre ello y son apenas conciliables.

Las negociaciones entre el Consejo y el Parlamento Europeo sobre el presupuesto para 2011 han quedado suspendidas. El Parlamento explica que la Eurocamara que había aceptado la propuesta de congelación de gasto acordada por los veintisiete, pedía a cambio un papel más importante en el proceso de negociación del próximo presupuesto plurianual. Pero el Consejo no aceptó esta condición, con lo que las negociaciones estan de momento bloqueadas. El presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek, señaló al respecto que el Parlamento no está "pidiendo ni un solo euro más", sino un "acuerdo serio" sobre el papel de esta institución en la futura financiación de Europa (8).

En una Resolución de 25/11/2010, los eurodiputados han reafirmado solemnemente su posición. Esta Resolución se ha votado por una mayoría muy amplia: 486 votos a favor, 64 contra y 21 abstenciones.

26/11/2010

 


3 - Los gastos de administración representan en 2010 el 6,4% de los gastos globales, Budget de l'UE 2010, rapport financier, p.52

4 – El producto nacional bruto fue sustituido en 2001 por la renta nacional bruta: es la suma de los productos interiores brutos (PIB) aumentada de las rentas netas pagadas procedentes del extranjero

5 – Ya que obviamente eso no vale en sentido contrario : Francia, por ejemplo, nunca se ha quejado mientras cuando se beneficiaba de abundantes créditos de la Política Agrícola Común.

6 – Ver, por ejemplo, Nicolas-Jean Brehon : « Le budget européen : quelle négociation pour le prochain cadre financier de l’Union européenne ? » Fondation Shuman, Questions d’Europe n°170 et 171, 31 mai 2010

7 – « Vers un impôt européen ? L’Europe en quête d’un vrai budget », Fondation Robert Schuman, Questions d’Europe n°164, 29/03/2010

8 – Rueda de prensa de 12/11/2010

 

Jurisprudencia

Comentarios de sentencias del Tribunal de justicia de la Unión europea y conclusiones de Abogados generales

 

Archivos

Artículos de actualidad europea

2001/ 07- 2012

Noticias cortas

2009/  07- 2012

 

CONTACTO

laromieu