Información sobre la Unión europea

Francia debe explicarse sobre las expulsiones de gitanos - 1

 

En agosto, el Ministro francés de Inmigración, Eric Besson anunció que se habian expulsado a 8000 inmigrantes ilegales procedentes de Bulgaria y Rumania entre el 1ro de enero y 25 de agosto de 2010 (1). Durante el mes de agosto « unos » 850 Romanis fueron expulsados del suelo francés y enviados a su país de origen, siempre según los datos proporcionados por Eric Besson (2).

El problema de la acogida de los gitanos no es nuevo. En 2007, la senadora francesa Alima Boumediene-Thiery recordaba: “el 1 de enero de 2007, Rumania y Bulgaria entraron en la Unión Europea. Por consiguiente, los Romanis originarios de estos dos Estados se convirtieron automáticamente en ciudadanos europeos. Sin embargo, aunque se benefician del derecho a la libre circulación, no pueden beneficiarse plenamente ni del derecho a la estancia ni del derecho de acceso al empleo, ya que se someten a normas particulares durante el período transitorio previsto por el Tratado de adhesión. La restricción legal de acceso al empleo puede correr hasta el año 2014. Estas restricciones tienen un efecto desastroso sobre el cotidiano de los romanis rumanos y búlgaros que viven en Francia. En efecto, aquel que no puede ni trabajar, ni alojarse, ni comer, ni recibir asistencia sanitaria, no puede vivir dignamente: terminará, pues, por establecerse con gran desasosiego, en barrios de chabolas “. Proseguía: “El 22 de diciembre de 2006, una circular del Ministerio de Interior precisaba las condiciones de estancia y de alejamiento de los ciudadanos rumanos y búlgaros, eso, claro, con la idea de despedirlos lo más rápidamente posible. El Sr. Hortefeux incluso recordo su deseo de encontrar un medio de acompañar los Rumanos y el Búlgaros en su país. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: en 2006, 6 000 de las 24 000 personas expulsadas eran Rpmanis, lo que demuestra que sirven de cabeza de turco para conseguir las cuotas de expulsiones anuales…puesto que tal es la política actual!” (3).

A pesar de ser recurrente, el problema de la acojida de los romanis en Francia nunca había sido objeto de tanta publicidad como este verano, hasta el punto en que Francia este enfrentada a las criticas de distintos países et organizaciones y que la Unión Europea salga de su entorpecimiento estival.

El Parlamento europeo debatio sobre las expulsiones de Romanis el 7 de septiembre y voto una Resolución muy severa para Francia (4). La Comisión europea por su parte, dió a conocer su “inquietud” ante “la evolución de estos últimos días en Francia ». En su declaración de 25/08/2010, la Comisaria Viviane Reding, recordo tambien las acciones realizadas por la UE para la integración de los Romanis (cuyo número se estima en 10 a 12 millones en la Unión europea) y la obligación de los Estados miembros de respetar el derecho comunitario aplicable.

 

El derecho comunitario aplicable

Ciudadanos de la Unión Europea desde que sus países de origen, Bulgaria y Rumania, se adhirieron , los Romanis gozan de la libertad de circulación en los Estados miembros, conforme con las disposiciones del Tratado (5) y de la Directiva 2004/38 (6).

 

Eso significa que tienen el derecho de entrar en Francia sin formalidades particulares y de residir durante tres meses sin tener que justificar de una actividad. La única condición es tener un carné de identidad o un pasaporte válidos. Para periodos superiores a tres meses, deben justificar que tienen un trabajo por cuenta ajena o propria (lo que supone un permiso de residencia y una autorización de trabajo), que siguen estudios o que disponen de recursos suficientes para no ser una carga excesiva para el sistema de asistencia social del país de acogida, y que estan cubiertos por un seguro de enfermedad. Después de una temporada de residencia de cinco años consecutivos en un país, adquieren el derecho de residencia permanente y ninguna condición no es ya exigible.

Doce Estados miembros utilizan un monto de 17,5 mil millones de euros procedente del presupuesto del Fondo Social Europeo (FSE) para el periodo 2007-2013, a fin de fomentar la inclusión de los gitanos romanis. Estos Estados son Bulgaria, la República Checa, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Rumania, Suecia y España y forman la red EURoma . España, por ejemplo, se doto con el programa ACCEDER que permitió en 2008 la firma de más de veinte mil de contratos de formación profesional y de acceso de romanis al mercado laboral.

La Comisión presentó tambien propuestas el 7 de abril de 2010 en su comunicación sobre la integración social y económica de los romanis en Europa. La comunicaicón fue adoptada por el Consejo de asuntos sociales y empleo en junio. Preve medidas en materia de alojamiento, acceso al empleo, educación y salud.

Desde el 24/04/2004, una “plataforma europea para la inserción de los Romanis” se reúne de forma periodica. Consta de responsables gubernamentales y representantes de la Unión Europea así como de otras organizaciones internacionales, y de representantes de la sociedad civil. El objetivo es coordinar mejor las medidas adoptadas a nivel nacional y compartir las experiencias.

La legalidad de las expulsiones debe también examinarse respecto a otras disposiciones comunitarias, como por ejemplo, la Carta Europea de Derechos Fundamentales, que protege los derechos de personas que pertenecen a minorías. Tambien se debe contar con la Directiva 2000/43 que prohíbe las discriminaciones basadas en el origen racial o étnico en materia de acceso al empleo, a educación, a protección social (incluida asistencia sanitaria) y acceso a los bienes y servicios y a las acciones financiadas en el marco de los fondos estructurales y programas comunitarios.

Las expulsiones, como lo recuerda la Comisión europea, solo pueden realizarse trás un examen "caso por caso" y no de manera colectiva. Las medidas tomadas deben ser adecuadas y proporcionadas al objetivo. Se deben tener en cuenta elementos como la duración de la residencia de la persona en el país, la edad, el estado de salud, la situación de familia, la situación económica, el nivel de integración en el país y los vínculos con el país de origen. La decisión debe notificarse por escrito a la persona a quien se dirige y exponer los motivos. Salvo en casos de urgencia manifiesta, la persona debe beneficiarse de un plazo de un mes como minimo para poder impugnar la decisión ante un juez y pedir que se suspenda la aplicación de la expulsion en espera del juicio.

Se sospecha que las autoridades francesas no han cumplido con estas obligaciones ya que han realizado expulsiones de romanis que se encontraban en Francia desde menos de tres meses o sea durante el plazo en que los ciudadanos de la Unión se benefician de un derecho de residencia, excepto si su presencia perturba el orden público.

Sigue

 


1 - 8.030 Roms expulsés de France depuis le 1er janvier, lesoir.be, 25/08/2010

2 - « Roms: nouvelles expulsions », France2.fr 21/08/2010

3 - Situation des Roms en France, Sénat, Séance du 6 novembre 2007

4 - Resolución del Parlamento Europeo, de 9 de septiembre de 2010, sobre la situación de la población gitana y sobre la libre circulación en la Unión Europea

5 – Artículo 21 del Tratado de funcionamiento de la Unión europea (TFUE)

6 - Directiva 2004/38 de 29 de abril de 2004 relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, por la que se modifica el Reglamento n° 1612/68 y se derogan las Directivas 64/221/CEE, 68/360/CEE, 72/194/CEE, 73/148/CEE, 75/34/CEE, 75/35/CEE, 90/364/CEE, 90/365/CEE y 93/96/CEE