Información sobre la Unión europea

Fiscalidad y preparación del G20 en el ordén del día de la Unión europea

 

Dos semanas antes de la reunión del G20 (1) en la cual se espera que se decidan  acciones coordinadas anti crisis, la Unión europea "perfila" sus propuestas y demandas.  

Reunidos el 10/03/2009, los Ministros de Asuntos económicos y financieros de los países miembros  la UE (Consejo ECOFIN) acordarón directrices para la reunión preparatoria del G20  y la participación de la Unión Europea con objetivo de “acordar medidas para reactivar la economía mundial, reformar y mejorar los sistemas financieros y adoptar principios de reforma de las instituciones financieras internacionales, a saber el Fondo Monetario Internacional, el Foro para la estabilidad financiera y el Banco Mundial " (2). El mandato de la Unión europea abarca también las siguientes cuestiones:

– refuerzo de la coordinación internacional de las políticas macroeconómicas;

– regulación de las mercados financieros mundiales basada en una mayor transparencia y una mayor responsabilización;

– refuerzo de la cooperación entre las autoridades financieras a nivel internacional;

– refuerzo del Fondo Monetario Internacional;

– papel de los bancos de desarrollo en la lucha contra los efectos de la crisis financiera y económica, en particular y más concretamente a favor de las poblaciones más pobres y las más vulnerables.

Trás la reunión de la Cumbre franco alemana el 12/03, Angela Merkel y Nicolas Sarkozy reafirmarón la necesidad de medidas de regulación y de supervisión de los  mercados, protagonistas y productos financieros, y se comprometieron a defender una posición común en este sentido en el G20 (3).

En la Unión europea, una propuesta de Reglamento sobre las agencias de calificación crediticia esta pendiente (4). Se acusa a dichas agencias de haber subestimado el riesgo de crédito de los productos de crédito estructurado y de haber atribuído las más altas calificaciones a la gran mayoría de los productos basados en hipotecas de alto riesgo, contribuyendo a la crisis financiera. Se cuestionan los modelos matemáticos utilizados por las agencias y su dependencia a los clientes que evalúan. El texto tiene por objetivo instaurar un marco jurídico común, habida cuenta de la insuficiencia de los procedimientos de autorregulación que existen. Las disposiciones relevantes tienen por objeto de reformar la estructura interna de gobierno de las agencias, desarollando el control interno, de garantizar que se dediquen a funciones de calificación excluyendo servicios de consultoría o asesoramiento, de imponer obligaciones de publicidad sobre los métodos e hipótesis utilizados así como un procedimiento de registro previo de las agencias de calificación en un punto de contacto único para evitar la búsqueda del «fuero más ventajoso».

Con el mismo propósito de reformar la regulación y la supervisión financiera como elemento fundamental para luchar contra la crisis ecónomica, la Unión europea ambiciona hacer más eficaz el sistema de supervisión. El 25/02/2009 el grupo de expertos dirigido por Jacques de Larosière entregó el informe pedido por la Comisión. En sus conclusiones propone, en particular, un sistema de supervisión más integrado (lo que, según el informe, no implica de instaurar un supervisor financiero único que sustituya a los organismos nacionales) (5).

Pero bien se sabe que en la actualidad existen divergencias entre los Estados Unidos y la Unión Europea en cuanto a las medidas que se tienen que tomar. Los Estados Unidos hacen hincapié en los planes de reactivación y piden a los países miembros de la UE que amplíen sus esfuerzos presupuestarios. Las prioridades no parecen, pues, ser las mismas, lo que anuncia dificultades al G20.

A favor de la crisis, la Unión Europea logró también poner fin a los desacuerdos sobre el expediente del IVA reducido. El ECOFIN acordó el principio de aplicar un tipo de IVA reducido a sectores que en la actualidad no se beneficiaban de tales tipos. Se tratan de servicios en los que no existe competencia transfronteriza y que emplean mucha mano de obra. El acuerdo unanimo logrado para conceder un incentivo fiscal a dichos servicios, se explica pués por la necesidad de fomentar la creación de empleos en la situación ecónomica actual. Cada estado será libre de aplicar la reducción en totalidad o parcialmente. El Consejo constata en su comunicado que “los tipos reducidos de IVA pueden, según las circunstancias, tener efectos económicos tanto positivos como negativos y que un Estado miembro debería pués examinar siempre la posibilidad de otras soluciones más eficaces antes de decidir recurrir a tipos reducidos de IVA”. Los Ministros se pusieron de acuerdo para revisar la Directiva 2006/112 (6) a fin que los  Estados puedan aplicar los tipos reducidos de IVA de manera permanente (y no de forma temporal como es el caso hoy día).Dichos tipos se aplicarón a los servicios que figuran en una  lista:

1. Servicios enumerados en el Anexo IV de la Directiva 2006/112 (es decir, servicios que ya se benefician de un tipo reducido temporalmente):

-reparaciones menores de bicicletas, calzado y artículos de cuero, prendas de vestir y de ropa blanca (incluida la reparación y arreglo;

- limpieza de ventanas y de viviendas particulares;

-servicios de asistencia a domicilio (como la ayuda doméstica, el cuidado de niños y la ayuda a los ancianos, enfermos o discapacitados);

-peluquería;

-renovación y reparación de viviendas particulares, excluídos los materiales que representan una parte importante del valor del servicio suministrado;

2. servicios de restauración;

3. libros, en todos los soportes fisicos

Portugal se beneficiará además de una derogación para aplicar un tipo reducido de IVA a los peajes sobre los puentes en los parajes de Lisboa y Chipre podrá reducir el tipo para las bombonas de butano. 

En cuanto a la propuesta de un "IVA verde" el Consejo se limita en constatar que “los tipos reducidos de IVA como herramienta para lograr los objetivos de una política de protección del medio ambiente sólo son pertinentes en cierta medida”.

Aunque no se mencione en el comunicado final, la lucha contra los paraísos fiscales y el secreto bancario es otro tema clave de la actualidad europea frente a la crisis. La Comisión Europea dió un primer paso con su propuesta de febrero cuyo objeto es la supresión del secreto bancario en caso de sospecha de fraude fiscal. Trás la presión de Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la amenaza de figurar en la “lista negra” de los paraísos fiscales que no colaboran con la OCDE en la lucha contra el fraude fiscal, países como Bélgica, los Principados de Andorra y Liechtenstein, Suiza, Austria y Luxemburgo anunciaron que aceptaban de relajar el secreto bancario y cumplir con  las normas de transparencia estandares  impuestos por la OCDE.

Queda por saber si las directrices adoptadas en Europa y en la Unión convencerán a los otros miembros del G20. La incertidumbre es hoy vigente ya que, como lo hemos visto, las prioridades no son las mismas. Entre partidarios de más regulación y defensores de más efuerzos de reactivación, se oponen dos puntos de vista. Uno, anglosajono, considera como prioritarias las medidas urgentes y desconfía de la regulación porque su sector financiero es importante en la producción de riqueza. Otro, más europeo continental, quiere favorecer una vigilancia reforzada de mercados incontrolados. Por cierto, la adopción de una estrategía concertada será dificil. En caso de fracaso de la Cumbre del G20, el riesgo proteccionista y los egoismos nacionales saldran reforzados. Los que padecerán los primeros serán, como siempre, los más pobres.

De momento, las tesis favorables a la regulación parecen haber convencido más que la necesidad de un estimulo financiero. Trás la reunión preparatoria de los Ministros y Presidentes de los bancos centrales de los países que se celebró en Inglaterra el 13/03 a fin de preparar la Cumbre del G20 de 2 de abril, los países se comprometieron en proporcionar un “esfuerzo constante” para garantizar la restauración del crecimiento económicomunidial, pero sin más detalles, lo que revela desacuerdos persistents en cuanto al contenido de estas medidas. Sin embargo, los participantes llamarón a más reglamentación y se abstuvieron de comprometerse en hacer nuevos esfuerzos financieros.

Un consenso se ha realizado para definir los objetivos siguientes:

- el aumento “significativo” (no se cifra aún con presición) de los recursos del Fondo Monetario Internacional (el FMI) para ayudar a los países emergentes y a los países en desarrollo a hacer frente al repliegue de los flujos de capitales internacionales (era una medida sobre la cual ya se había conseguido un acuerdo antes de celebrarse la reunión),

- los bancos centrales mantendrán políticas expansivas  “por el tiempo que sea necesario”, gracias al abanico de instrumentos de la política monetaria, incluidos “intrumentos de la política no convencional”, de una manera compatible con la estabilidad de los precios,

- el refuerzo de la regulación,

- la lucha contra los paraísos fiscales  (se propone de identificar los que no cooperan a la lucha contra el fraude y la evsión fiscal)

- el refuerzo de la cooperación internacional para prevenir y resolver las crisis, en particular, gracias a “'ejercicios de alerta precoz” por el FMI  (¡aún sería necesario para ello que el FMI cure de su "miopia" habitual!

- el registro de los fondos especulativos (hedge funds),

-el registro de las agencias de calificación crediticia,

- la necesidad de mejorar las normas contables, de una mayor normalización de los mercados de derivados de crédito, de transparencia de los fondos de alto riesgo que poseen las instituciones financieras  (lo que presupone que éstos seguiran existiendo, lo que es más bien preocupante). En definitiva pués : muchos objetivos, una unidad aparente pero pocas medidas concretas y/o eficaces. 

16/03/2009

 

 


 

1-  

2 - Consejo Asuntos Económicas y Financieras, comunicado final (en francés), Bruselas, 10/03/2009

3 - Le portail franco-allemand, 11ème Conseil des Ministros franco allemand (Berlín, 12/03/2009)

4 - Propuesta de Reglamento sobre las agencias de calificación crediticia, COM (2008) 704 final de 12/11/2008

5 - The high-level group on on financial supervision in the EU chaired by Jacques de Larosière, report, Brussels, 25/02/2009

6 - Directiva 2006/112 de 28 de noviembre de 2006 relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido

 

 

Jurisprudencia

Comentarios de sentencias del Tribunal de justicia de la Unión europea y conclusiones de Abogados generales

 

Archivos

Artículos de actualidad europea

2001/ 07- 2012

Noticias cortas

2009/  07- 2012

 

CONTACTO

laromieu